Huída a Egipto

Viendo Herodes que los Magos no volvían, se llenó de furor, y mandó degollar a todos los niños de Belén y de sus cercanías, menores de dos años, esperando de esta manera quitar la vida al niño Jesús.
Mas un ángel apareció en sueños de José y le dijo: "Levántate, toma al. niño y a su madre, huye a Egipto, y quédate allí hasta que yo te diga, porque Herodes busca al niño para hacerle morir".

El Egipto era un país vecino al de los hebreos, sujeto a otro rey, y la Santa Familia se retiró allá hasta la muerte del cruel Herodes.

Entonces el ángel se le apareció nuevamente a José, ordenándole volver, y la Santa Familia volvió a la tierra de Israel, fijándose en Nazaret, pequeña ciudad, distante cerca de 150 km. de Jerusalén.

Allí San José sustentaba con su trabajo a Jesús y a María, ejercitando el humilde oficio de carpintero, y mereció ser llamado padre y custodio de Jesucristo, porque tenía con él aquel cuidado que un padre tiene para con su hijo.
Jesús era sumiso y muy obediente a San José y a María, formando la delicia de cuantos le conocían.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Temas Más Populares

Con la tecnología de Blogger.