La pecadora penitente

1. Había una mujer de mala conducta, llamada María Magdalena, la cual así que tuvo conocimiento del Salvador, se llenó de amor y veneración hacia El, y de dolor, y amargura por las faltas cometidas.

2. Como supiese que Jesucristo estaba a la mesa en casa de un fariseo llamado Simón, entró también ella en la sala del convite, llevando un vaso de alabastro, lleno de un precioso ungüento. Y no, osando presentárselo, fuese por detrás y postróse a sus pies.

3. La pecadora, sin proferir palabra, y penetrada del más vivo dolor, prorrumpió en llanto, y con lágrimas bañaba los pies de Jesús, los enjugaba con sus cabellos, los besaba y los ungía con el ungüento.

4. Viendo esto el fariseo que le había convidado, decía dentro de sí mismo: "Si Éste fuera profeta ciertamente sabría quién y cuál es la mujer que le toca, porque es pecadora".

5. Mas Jesús, penetrando los pensamientos del fariseo, le dijo: "Un acreedor tenía dos deudores, uno le debía quinientos denarios y otro cincuenta. No teniendo ellos con que pagar les perdonó a los dos. ¿Cuál de ellos lo amará más?" Respondió el fariseo: "Pienso que aquél a quien más perdonó".

6. "Has juzgado rectamente", dijo el Señor a Simón, y vuelto a la mujer prosiguió diciendo: "¿Ves a esta mujer? Yo entré en tu casa, y no me has dado agua con que se lavaran mis pies, y ésta los ha bañado con sus lágrimas, y los ha enjugado con sus cabellos; tú no me has dado el ósculo de paz y ésta desde que vino no ha cesado de besar mis pies; tú no me has ungido la cabeza con óleo, y ésta ha ungido mis pies con ungüento. Por lo que te digo que le son perdonados muchos pecados, porque ha amado mucho; y a quien menos ama, menos se le perdona".

7. Dijo después a la mujer: "Te son perdonados tus pecados: tu fe te ha salvado; vete en paz".
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Temas Más Populares

Con la tecnología de Blogger.