Nacimiento de Jesús

Habiendo salido un edicto de César Augusto, para que se empadronaran todos los súbditos del imperio romano, fueron todos a inscribirse a la ciudad de su origen, y como María y San José, su esposo, descendían del rey David, el cual era nativo de Belén, fueron allí para inscribirse.

Tras recorrer los 120 kilómetros que separan las ciudades, buscaron un lugar para descansar. Mas sus esfuerzos fueron inútiles, ya que todas las hospederías estaban ocupadas. Pensaron en dormir a la intemperie, cuando encontraron un pequeño establo a las afueras. y como habían transcurrido nueve meses desde la Anunciación, llegó el momento en que María debía dar a luz al hijo que esperaba. En mitad de la noche de un 24 de diciembre del año 748 después de la fundación de Roma, sucedió el acontecimiento más maravilloso que ha ocurrido en la Tierra: El nacimiento del Hijo de Dios y aunque parecía un niño como todos, pequeño y frágil,  era un niño Divino.

Pero su pobreza era tal que María sólo pudo taparle con unos pañales, mientras José preparó una cuna en un pesebre vacío. Así, en aquella humilde morada, pasó el Señor sus primeros días.
Nadie en Belén se había enterado del nacimiento de Jesús porque todos dormían. Sólo unos pastores que cuidaban sus rebaños conocieron la noticia porque unos ángeles les anunciaron la buena nueva.
¡Gloria a Dios en los Cielos! ¡paz a los, hombres de buena voluntad! ,les dijeron.
Los pastores corrieron al lugar señalado por los ángeles y no dudaron en alabarle porque sabían que era el Hijo de Dios, el que había de hacer felices a los hombres.

Cuarenta  días después, María, José y el niño emprendieron camino hacia Jerusalén para dar gracias a Dios en el templo. Tal era la costumbre cuando se tenía un hijo.
Nadie se percató de su presencia, excepto un anciano llamado Simeón quien, tomándolo en brazos, exclamó: , ¡Señor! ¡Estoy preparado para morir en paz porque mis ojos han visto al Salvador!   y lo mismo sucedió con una mujer llamada Ana que fue por toda la ciudad contando que había visto al Señor.  ¡ Por fin había llegado el Mesías!
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Temas Más Populares

Con la tecnología de Blogger.