Resurrección de Lázaro

Resurrección de Lázaro

1. Vivían en la pequeña ciudad de Betania dos hermanas, de nombre Marta y María, con un hermano llamado Lázaro. Y Jesús, que se había hospedado varias veces en su casa, le tenía a esta familia un cariño particular.

2. Hallándose Jesús un día muy lejos de aquella ciudad. dijo a sus discípulos: "Vamos a Betania, porque nuestro amigo Lázaro ha muerto; y me alegro por vosotros, de no haber estado allí para que creáis".

3. Llegados cerca de Betania, le salieron al encuentro, una después de otra, las dos hermanas de Lázaro y con los ojos arrasados en lágrimas, postrándose a sus pies diciendo: "Señor, si tú hubieras estado aquí, nuestro hermano no hubiera muerto".

4. Al oír Jesús esas palabras, y viendo el llanto de las hermanas y de los amigos de Lázaro, se conmovió y preguntó: "¿Dónde lo habéis puesto?". Contestaron ellas: "Señor, ven y ve"... Fue Jesús con ellas al lugar de la sepultura, mostráronle el sepulcro, y a tal vista se le llenaron los ojos de lágrimas. Por lo que dijeron los judíos: "¡Ved cómo le amaba!".

5. Llegado al sepulcro, el Salvador, mandó quitar la piedra, que cerraba la entrada. Pero díjole Marta, hermana del difundo: "Señor, ya apesta) porque son cuatro días que ha muerto". Respondió Jesús: "¿No te he dicho que si creyeres verás la gloria de Dios?" Quitaron, pues, la piedra, y Jesús, alzando los ojos al cielo, dando gracias a su Eterno Padre de que le hubiese escuchado, dijo: "¡Lázaro, sal fuera!"

6. E inmediatamente Lázaro, ligados con vendas los pies y las manos, y cubierto el rostro Con un sudario, salió fuera. Y Jesús dijo:
"Desatadle y dejadle ir". Y así Lázaro recobró la vida, y muchos de los que habían visto el milagro, creyeron en Cristo.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Temas Más Populares

Con la tecnología de Blogger.